19 de noviembre de 2009

Estimule la creatividad de los niños


Los adultos generalmente tenemos miedo a equivocarnos, es un temor aprendido, puesto que no sucede lo mismo en los niños, ellos están dispuestos a realizar muchas preguntas y hallar respuestas que no necesariamente son las correctas. Lo importante, es permitirles que cometan errores, sólo así se constituirán nuevos aprendizajes. Los grandes descubrimientos y avances tecnológicos se han logrado a partir de muchos intentos y errores previos, porque las personas creativas se atreven a hacerlo.
Estrategia para estimular su creatividad:
Crear historias a partir de dos palabras que no guardan relación
Una estrategia que estimula mucho la creatividad es inventar o crear historias a partir de dos palabras que no guardan relación aparente; podemos invitar al niño a escoger dos palabras para luego relacionarlas mediante una historia o una frase; el resultado será la creación de historias ingeniosas, que estimularán en todo momento la imaginación del niño, de paso estaremos incentivado en la capacidad de comprensión, abstracción y expresión verbal. También se puede hacer que el niño encuentre la semejanza entre dos objetos o conceptos aparentemente distantes.
Para estimular la creatividad en los niños, es recomendable establecer límites, por ejemplo, si se le pide a un niño que realice un dibujo, probablemente él nos pregunte ¿y qué dibujo?, a través de esta pregunta el niño nos está pidiendo ayuda para iniciar el despliegue de su imaginación, lo recomendable no es sugerirle cosas concretas, sino darle ideas o estímulos disparadores que permitan al niño generar sus propias ideas, esto ayuda a resolver el problema de quedarnos con “la mente en blanco” cuando no se nos ocurre nada. Por ejemplo, puede sugerirle al niño que invente un animal y lo dibuje, un personaje nuevo o simplemente que dibuje aquello que quiera hacer.
Este dibujo es ejemplo de un ejercicio realizado con una niña de 2 años ( Valeria ), comenzó asi: le regalé papeles de los que uso para mis dibujos, yo me disponía a dibujar; me preguntó que iba a hacer yo, y le dije -Pues, pretendo hacer un monstruo que hable de la contaminación en el agua, y se quedo con cara de ¿What?, jajajaja, bueno, entonces quise cambiar mis palabras, diciéndole -Mira, el agua que tomamos es poquita, se está acabando en el mundo, y la debemos cuidar, yo quiero dibujar un animal enfermo que viva en el agua.
entonces sucedió, se fue a su mesa y comenzó a dibujar, me dijo, estoy haciendo muchos peces, no vi su trabajo hasta que lo terminó, y seré sincera, me sorprendió al punto de quedar perpleja.
Valeria es mi hija...

No hay comentarios:

Publicar un comentario