1 de febrero de 2011

Puedes volar jugando a hacerlo


Es posible que tengas dudas con respecto a volar, yo lo hago todos los días, un lápiz y una sola pluma son una buena herramienta, otras veces es una bola de estambre, algunas otras preparo masa para moldear lo que se me vaya ocurriendo, tú podrías encontrar la clave en cualquier cosa dentro de casa, intenta e inventa nuevos juegos con los juguetes de siempre; en la cocina juega, en el baño juega, baila mientras piensas, piensa mientras bailas, haz de todo un bello comienzo, una gran oportunidad, replantea lo obvio hasta que deje de serlo... No aceptes nada de antemano ni des nada por sentado. Y compártelo todo.
¿Y si te roban las ideas?
Regálalas y verás cómo aparecen otras mejores aprovechando el espacio que dejaron las que regalaste.
¿Y si se ríen de tus ideas?
Ríe también. Crear no es algo que te pasa, sino lo que haces cuando te pasa algo.

No te pongas límites, y menos en el tiempo. La creatividad, como la vida, no es lineal. Puedes ser un niño creativamente viejo o un nonagenario creativamente joven.

Y cada día el cerebro es diferente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario