3 de noviembre de 2010

Vivo Muerto y los Lucios

CUENTO MEDIO LARGO Y MEDIO CORTO

Salieron los Lucios (Gusanas ciegas) a ver que pasaba, morían mucho los Apetitosos, pero en la repartición siempre les dejaban los pedazos amargos y secos
-¿qué pasa? dijo Lucio Reciente, blanco y aterciopelado, desde la orilla de una tumba vieja, mientras esperaba algún cortejo fúnebre donde hubiese carne de primera, que pudiera probar.
-Pero el panteón está dominado y vigilado por los Cargamerd´s, (escarabajos) y las Ocultistas, (grandes mariposas negras), Quienes de manera inexplicable nunca prueban la carne, los primeros aman su mierda, la pasean, besan, acarician; y cuando no son vistos, la comen; las segundas se alimentan de restos de alas blancas que encuentran tiradas, por las que pelean y matan.-Dijo Lucio viejo
-Te explicaré-le dijo-llegan diario tres o cuatro cajas repletas de larvas frescas pero ¡somos tantos!, que siempre nos toca muy poco. -Tú Reciente, podrás probar un sabor exquisito cuando robes un trozo, ocúltalo entre las flores y cuando todos duerman temiendo el sol del mediodía, lo pruebas, si te llega a descubrir un escarabajo te condenará a caminar fuera del sepulcro en la mañana y tu trabajo será recolectar lágrimas olvidadas por los llorantes (humanos desconsolados que aún no han muerto), es lo más difícil, pues lloran muchos pero pocos dejan caer el elixir al suelo, ese líquido es perfume para las Ocultistas, que tratan de conquistar a las Ánimas blancas y luego devorarlas. Si te descubre una Ocultista, queriendo comer carne fresca o soñando, o sonriendo, te tomará con sus patas y te dejará caer en agua de flor añeja, hay jarrones con pantanos de más de 100 años, donde viven monstruos olorosos que te matarán en un segundo, muchos Lucios han muerto así, ten cuidado, nunca olfatees ni seas raro mientras hay una Ocultista cerca, se sentirá amenazada y podría molestarse.
Hay una gran mafia de la carne, las mariposas negras permiten que los primeros que coman sean los temidos Milpatas gigantes (milpiés venenosos) que matan a cualquiera, con ellos nadie se mete; después los Pachones, (gusanos cafés rápidos y peludos) que acaparan con lo que va quedando y dejan una baba que pudre por completo los restos suculentos que podríamos probar, ellos son las orugas de las Ocultistas, no debemos acercarnos, no saben hablar y cuando se irritan por hambre emiten un gruñido que ensordece e hipnotiza; siguen las Lumbre (Lombrices rojas de cuernos amenazantes), quienes chupan y chupan hasta dejar seco el cuerpo, ellas oxigenan la tierra, no son amigas, pero nunca nos harán daño.
Ya a punto de ser nada el cuerpo, nos lo dan, nuestro trabajo es identificar el tipo de muerto; hay: Muertos Vivos y Morteros Muertos, de los primeros liberamos a las Ánimas blancas, (mariposas brillantes de un intenso color titanio) ellas son hermosas buscan la luz, a veces en el camino, pelean con Milpatas que les tratan de arrancar sus alas para regalarlas a las Ocultistas, siempre salen triunfantes ellas, aunque a veces lastimadas, se van volando lejos y jamás regresan, los otros cuerpos de los que no salen Ánimas blancas, sino una piedra del tamaño de un frijol, se recolecta en vasos de veladora y sirve para martajar carne necia que no se deja masticar, esos cuerpos es fácil identificarlos traen un rostro enojado y en el funeral, nadie les llora, aunque es triste comerlos, saben igual. Nosotros somos oscuros, los Lucios vivimos bajo tierra, estamos fríos, recuerda, para todos los demás somos ciegos, les damos lástima, nunca abras los ojos en público no saben que puedes ver, se sienten superiores, pero a cargo de nosotros está el alma, y ese trabajo tiene recompensa, miente o te matarán, que piensen que no vez nada, es tu arma secreta.
¡ Mira ! traen exquisita carne fresca, es un Muerto Vivo, Caja de madera, mucha gente, un sacerdote, niños corriendo, tantas flores, tantos suspiros, música, ¡ hasta comida !, seguro una hermosa Ánima Blanca volará el día de mañana, vamos, ¡Que alegría!, es momento de trabajar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario