13 de julio de 2009

La Tumba de las Luciérnagas


Ni un piquete de avispa me ha dolido tanto...
He padecido el quedarme recostada durante aproximádamente dos horas posteriores a haber visto la película más conmovedora y hermosa que jamás haya conocido, de extrema sencillez y sin pretensiones estéticas pero de una sublime e inmaculada belleza, con el misticismo característico y la paz interna proyectada por el artista.
Me he puesto triste a llorar; incluso ayer por la tarde, hasta una piedra me recordaba la fragilidad y delicadeza con que debemos tratar a nuestra vida y la vida de los demás y disimuladamente le eché la culpa a mi gastritis, no he dejado de suspirar hoy lunes por la mañana.
¿De que manera un filme de Isao Takahata y Hayao Miyasaki te abren el corazón y te lo acomodan para que de sorprendente forma vuelva a latir como en el primer día que lo usas?
Que más puedo decir, he llorado y lamentado tantas cosas de la vida, he pensado en mí, en mi familia, en mi hija, en mis amigos, en mi hermana, en mi compañero del viaje al presente y futuro; pero sobretodo en mi madre y mi abuela, a quienes amo y agradezco me hayan acompañado y orientado hasta el principio del camino para dejarme seguir sola y vivir una plenitud parecida a la de un árbol viejo y tranquilo en el bosque.
Aún hoy se me hace un nudo en la garganta por el simple recuerdo de La Tumba de las Luciérnagas, una película llena de luz, cariño entre dos hermanitos, y desprecio de los adultos, que siempre fue superado por esa palabra tan reprimida y difícil de pronunciar por la sociedad actual, el amor. estamos tan preocupados por nosotros mismos y nuestro bienestar, que creemos que si alguien necesita de nosotros en tiempos dificiles nos podriamos arruinar, siendo que gracias a la ayuda y el amor hacia el prójimo, podríamos alcanzar un poquito más fácil el cielo.
Os invito a mirar con verdadero ánimo la película más frágil y sensible, una verdadera obra de arte.
P.D. Tenga un trapo cerca.

1 comentario:

  1. Ohhh gracias por el consejo, anotadisima en mis búsquedas de movies. Soy seguidor de ese tipo de cintas que te dejan pensando y te mueven hacer otras cosas...saludos desde buentono 23

    ResponderEliminar