17 de marzo de 2009

El hombre del pez


Con aroma a sándalo y patchuli, un hombre va de un lado a otro ausente, mirando la luna entre cada vacío que le dejan las cirros, estratos y estratonimbos, cuando celosas se les escapa un rayo de luz, a un costado de la iglesia de la macarena se sentó el hombre del pez a dibujar las formas boludas de las suaves y blancas nubes, a un costado de esa misma otro día se quedo esperando pasar al toro furioso que echaba lumbre de su lomo, el hombre delgado y elegante que se redescubre en el silencio de mi pluma y mi tinta, y se coagula en la entrañable y deliciosa noche de soledad.
Flotando en mi cabeza el hombre del pez se va. Pero casi y nunca extinto en el silencio, vuelve una y otra vez. Como el trémulo movimiento de un pez fuera del agua la primera vez que conoce el aire...
Se llama Fiebre del hombre del pez.

2 comentarios:

  1. Hola Matita:

    Me encantaron tus textos y tus diseños y las ilustraciones está de más decir lo buenas que son... he puesto un enlace de tu blog en mi blog... me gustaría mandarte un texto (igual con el Luger) para que lo leas y si te animas a ilustrarlo podríamos publicarlo en nuestros blogs con los créditos correspondientes claro está... una buena iniciativa hacer tu blog... saludos al rockero y besos a la nena...

    ResponderEliminar
  2. Hola mi chula Susy, gracias por incluir mi humilde jacal de ilustraciones en tu blog, me siento muy bien por eso, cuando quieras mándame con Luger tus textos los que quieras y les ponemos cara, cuerpo, línea y mascota, me gusto mucho tu blog, ya me pasee por el... Que tengas un bonito día y saludos a tus peques, pero sobretodo a tí.
    Licha

    ResponderEliminar