25 de septiembre de 2008

Reducir basura es facil


Estoy preocupada, una persona me ha dicho que está trillado hablar del medio ambiente, siendo este el que mas nos deberia preocupar, tengo una hija y mi interes mas cercano es que viva feliz, cuando yo era pequeña, crecí en un pequeño pueblito lleno de árboles, con un parque hermoso y verde, donde siempre me recuerdo corriendo y escondiéndome entre las flores de bugambilia, los rosales, los tulipanes y las camelias, el aroma de mi infancia es exquisito, entre mis juguetes favoritos estaban los play mobil y los monticulos de arena y tierra donde haciamos carreteras, cuevas y ciudades enteras para nuestros personajes, tambien tengo aun presentes las tardes de bicicleta atravesando de un lado a otro las casas con los primos y gozando de increibles atardeceres. Pero no puedo por más que intento, recordar la basura, si recuerdo a mi abuelita separando rsiduos, algunas cascaras de fruta y verdura se iban al rancho para el burro, "Pascual", otros residuos de comida como el arroz de antier y lo que ya nadie se comio, se lo devoraban las gallinas, el carton siempre se guardaba para la entrada de la casa y limpiarse los pies, hasta que se desbarataba casi por completo y entonces se llevaba al rancho para enterrarlo, las latas de comida que se usaban muy poco, eran macetas y los focos los cortaban para poner plantas acuaticas y colgarlas de la pared, el alambre lo juntaba mi abuelito y despues lo utilizaba para amarrar leña, los cascarones de huevo se usaban para que las plantas crecieran mas bellas, hechos polvo se ponian como fertilizante natural y tambien cuando una botella sucia no se podia limpiar se ponian dentro y con un poco de agua, jabon y unas gotas de vinagre blanco se revolvian y las botellas quedaban relucientes por dentro, la ropa que dejabamos de usar la convertia mi mama en almohadas o trapos para limpieza, las llantas terminaban colgadas como columpios, el periodico era material para limpieza de ventanas, para piñatas, para papel mache, para guardar vasos o cosas de navidad, a los cuadernos les quitabamos las ojas y los teniamos que coser, una por ahorrar en la compra de otros nuevos y otra porque se nos decia que los arboles se talaban para muy pocos cuadernos, mis abuelos siempre han sido gente del campo, ahora con 89 años el tata y 87 la viejita, siguen haciendo separación de basura, es una forma de vida, es una enseñanza para sus generaciones posteriores, es conciencia.

Pero las cosas han cambiado, hoy día, en la basura infinitas torres crecen sin medida, miles de ratas se reproducen libremente, y la depresion esta a su mas alto nivel, los suicidios se elevan, los carros pitan, las luces lastiman ,el aire es nauseabundo, las calles son sucias y los arboles mueren por dar mas paginas a los pequeños que las desperdician sin ser educados a respetar la tierra y sus bellezas, por logica los animales se extinguen quedando sin hábitat o siendo su espacio transformado, pavimentado y contaminado, todo es una cadena, todo importa, todo urge, todo lastima, por lo menos a mi me lastima los humanos no somos enemigos de nuestra tierra, aunque lo parecemos algunos, si queremos vivir muchos años mas; al lado de la ceiba, si queremos sentarnos en un parque a respirar aire puro o ir al rio a nadar en aguas limpias o sorprendernos con un buho en el campo, entonces, hagamos conciencia de nuestros actos y de nuestras palabras, es por el medio ambiente, un tema nada trillado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario