27 de abril de 2011

Todo es posible


Consejo.
Si sientes que tu vida está dando vueltas de manera desequilibrada y que tus propios pensamientos han perdido rumbo, si no te sientes con suficiente autoridad para lograr el poder personal y muchas cosas más, he leído de un gran maestro esto:
EJERCICIO (practícalo)
Anticípate a dar ordenes a aquello que naturalmente va a suceder. Levántate muy temprano y antes de que salga el sol, grita hacia el horizonte: “¡Ordeno que salga el sol!”. Apenas sientas que caen unas gotas, mira hacia el cielo y di: “Ordeno que comience a llover”. Ponte en una calle transitada y ve pasar los coches diciendo: “Ordeno que los coches avancen”. Si un jefe te habla mal, piensa: “¡Ordeno que este Jefe sea desagradable!” Es así como aprenderás a creer en ti mismo.
Al cabo de un tiempo, sintiéndote muy seguro, podrás decirte: “¡Me ordeno realizar bien esto! ¡La realidad puede obedecerme!”.
Y la realidad te obedecerá.

No hay comentarios:

Publicar un comentario