27 de agosto de 2009

¡ Angeloustr dacui ed noster !


A mi diminuto 4to. año de edad tuve un sueño, el que aún recuerdo, que me causó escalofríos y me despertó en medio de la oscuridad gritando: Un monstruo de cara peluda y enormes dientes, que era verde y tenía un calzón rosa, me seguía con su panza pesada y andar lento; por pasillos largos, el cual intentaba quitarme un pedazo rojo de azucar, aún puedo recordar el sabor dulce y delicioso de la piedra carmín, era ese que venía en unas cajitas de cartón pequeñas que se llamaban piedrulces, nunca he vuelto a sentir ese sabor es inigualable y en cierta forma mi imaginación me dice, que el monstruo logró robármelo, porque no logro recordar como acaba mi infantil sueño y nunca jamás volveré a tener un piedrulce...
Lo único que puedo recordar es la frase ¡ Angeloustr dacui ed noster ! un sueño aterradooooor.
¿ Alguién recuerda los piedrulces ?, o ¿ Logró atacar la memoria de otros niños de la generación X ?
Gran incógnita.
P.D. Por cierto siga imaginando o se le petrificará el cerebro y un monstruo lo comerá.

No hay comentarios:

Publicar un comentario