19 de enero de 2009

como perros amarrados


La causa de mi desgracia no es mi manera de pensar, sino la manera de pensar de los otros...

Cuando Sade dijo esto quiza se referia directamente a los perros amarrados, personas que sin manos ni pies envenenan el mundo con sus palabras y sus prejuicios pasados y podridos.

He aqui mi ilustración de un perro amarrado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario